Hoy me levanté AM-PM (a las puertas de su cuarta edición)

0
4017
Cartel de Marla XL
Cartel de Marla XL

A finales de febrero de 2017, Darsi Fernández y Rafa González Escalona me invitaron a un café y me propusieron formar parte del equipo organizador de la tercera edición de AM-PM “América por su Música”, un evento que pretendía sacudir la modorra de la industria musical cubana, mezclarla con experiencias llegadas de otros países ―generalmente de América― y trazar finalmente una red de colaboraciones y proyectos en común que nos conectaran con el resto de las músicas alternativas del mundo.

“De cuando no sabes que tienes un sueño y llega un grupo de gente a revelártelo”, escribí entonces. Dije que sí sin pensarlo demasiado y lo hicimos: AM-PM 2017, dedicado al productor musical y al ingeniero de sonido. Vino Eduardo Cabra y vino Tweety González ―y sí, tuve el placer de entrevistar al tipo que grabó casi todo el rock argentino de los 80: Fito Páez, Soda Stéreo, Cerati…―, vino Juancho Valencia y vino Pablo Soñora y Romário Menezes Jr. Produjimos un concierto de la espectacular Céu y otro del ecuatoriano Mateo Kingman; y fuimos anfitriones de la Conferencia Latinoamericana de Audio Engineering Society. Y todo ello, me temo, sin que la mayoría de los productores cubanos ―invitados como participantes e invitados como oyentes―, apenas le prestaran atención a un intercambio tan prometedor.

Pitching de proyectos en AM-PM 2015 de Havana World Music. Cortesía del equipo organizador.

Exactamente un año después ―ya no formo parte del equipo, pero AM-PM puede ser también, si así lo quieres, una manera de asumir y sentir la música―, y a las puertas de la cuarta edición de un renovado evento, les he pedido a Darsi Fernández, Rafa González y Yoana Grass un balance del mismo. Una especie de relatoría que ayude a comprender cómo han llegado hasta aquí, y todo lo que nos aguarda desde ahora hasta el horizonte.

“AM-PM partió de carencias señaladas por varios expertos en el panorama de la industria musical cubana, de necesidades que teníamos nosotros y compartíamos con otros profesionales del sector: la ausencia de espacios de capacitación, intercambio y actualización de saberes entre los distintos profesionales de la industria de la música, y la falta de contacto con nuestros pares de la región. Con esos dos focos en mente, decidimos impulsar un espacio que en lugar de convocar de manera general como sucede con la mayoría de los mercados de la música, se enfocara en cada ocasión en una profesión específica, con el objetivo de abordarla en profundidad”, respondieron a Zafra Media.

“Nos gusta pensar en AM-PM como un espacio de agitación cultural que ha sembrado la semilla de la inquietud y las ganas de hacer más y mejor entre managers, periodistas, productores, artistas, ingenieros de sonido y otros, además de logros muy particulares como la organización de un taller de producción impartido por la Berklee College of Music, los encuentros por primera vez en Cuba de grupos de trabajo como la Asociación Latinoamericana de Managers Musicales, la Red de Periodistas Musicales de Iberoamérica y la Audio Engineering Society, la coordinación de eventos como “Sounds from Cuba”, primer showcase oficial en la 30a. edición del SXSW (Austin, Texas, EE.UU.) y “Cuba Then, Now”, conjunto de presentaciones artísticas en el macroevento Pacific Standard Time: LA/LA (Los Angeles, California, EE.UU.)”.

En el camino ―se han percatado―, han aparecido nuevos actores como Primera Línea o programas impulsados por la ONUDI (Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial) y el Instituto Cubano de la Música, además de proyectos que han visto nacer en los pitchings del evento: Guámpara Music, Havana Music School, BandEra Studio, Havana World Music…

Concierto del ecuatoriano Mateo Kingman durante la tercera edición. Foto Fernando Medina para Cachivache Media
Concierto del ecuatoriano Mateo Kingman durante la tercera edición. Foto Fernando Medina para Cachivache Media

EL FUTURO ES AHORA, O MUY PRONTO

Así, contado mal y pronto, llega AM-PM “América por su Música” al 2018 hablando sobre el futuro.

“Tras unos años de reestructuraciones, el ecosistema de la música comienza a encontrar acomodo en los ya no tan nuevos entornos digitales. Con la conversación global desplazada de las ventas físicas a términos como streaming, playlist y marketing digital, hoy más que nunca los artistas independientes tienen a su alcance herramientas para hacerse cargo de sus carreras, en un mundo mucho más competitivo, pero también con más oportunidades”, afirman en nota de prensa.

Es por elllo que, entre el 26 y el 29 próximos, AM-PM propone para su cuarta edición tres charlas bajo el tema general de “Autogestión en la música en entornos digitales”, entre las 2:00 y las 5:00 p.m. en su habitual espacio de la Fábrica de Arte Cubano.

Segunda edición del evento, con la participación de Guámpara Music. Foto Fernando Medina.
Segunda edición del evento, con la participación de Guámpara Music. Foto Fernando Medina.

La sesión inicial estará a cargo de Rafa G. Escalona, que, con el título Glosario de términos para la autogestión en el entorno digital, servirá de introducción para las de días posteriores, impartidas por Ariel Etbul e Ismael Comas, ambos con sólidas trayectorias dentro de la industria de la música y responsables para Iberoamérica de Ditto Music, una de las mayores plataformas de distribución de música digital para artistas independientes a nivel mundial.

Al cierre del evento, el 29 de junio, se presentará la revista Magazine AM:PM y habrá un concierto de X Alfonso y Roberto Fonseca en la Nave 4 de F.A.C. a las 9:00 p.m.

EMBARAZADOS DE UNA REVISTA MUSICAL

El ruido con que han inundado las redes durante meses los delata. Aunque estoy segura de que no se trata de guardar el secreto, sino todo lo contrario. Se gesta una revista musical y los AM-PM son sus padres. Multiplicad la información y los likes, porque esto va a ser grande.

“Las cercanías entre el evento y la revista van más allá del nombre. Magazine AM:PM es consecuencia del trabajo que veníamos desarrollando, y una de las carencias en el ecosistema de la música de nuestro país que notábamos es la falta de visibilidad del trabajo periodístico en materia de música.

“Existen publicaciones y existen periodistas que abordan el tema, pero o son un pequeño segmento dentro del medio, o son muy específicas, o falta diálogo entre ellas. Además, como parte de esas obsesiones con las que venimos, nos parece que existe un vacío en la formación de públicos: no se reseñan sistemáticamente los conciertos y nuevos lanzamientos; la crítica, cuando existe, es por lo general sinónimo de elogio, y no se jerarquiza la producción nacional atendiendo a los criterios estéticos de las obras”, explicaron.

El viernes 29 de junio le dan play. Desde el ámbito digital, su propósito será “hablar de manera sistemática, rigurosa y divertida de la música popular cubana y sus contextos”.

Tomada de la página de Facebook de Magazine AM:PM.
Tomada de la página de Facebook de Magazine AM:PM.

Sin embargo, este obstinado equipo de editores, gestores y periodistas están interesados en “todas las músicas, todas: la hecha en La Habana y en el resto de las regiones del país así como la que defienden los músicos cubanos vivan donde vivan, la que hacen los jóvenes sin experiencia musical en las calles y la de los señores olvidados a los que solo les queda la banda municipal, el bolero y el trapton. Además, entendemos que la música no es solamente la obra y el artista, sino que es un ecosistema que incluye numerosos actores e instituciones participantes en su producción, distribución y consumo; desde el lutier que hace el instrumento, hasta el muchacho que comparte un Facebook Live de un concierto en un concierto. La música es un complejo cultural que impacta de manera decisiva en cómo se construye un pueblo, una nación; y en Cuba ha tenido un peso decisivo en la formación de eso que llamamos “lo cubano». De todo eso queremos hablar en Magazine AM:PM.

Pues que venga la música. Que la estamos esperando.

HAGA UN COMENTARIO

Por favor entre su comentario!
Por favor entre su nombre