Dioses y otras extrañas criaturas en el Havana World Music

0
3147
Havana World Music / Foto: World News

Cuando este 24 de marzo, a las 12 de la madrugada, los Orishas se suban al escenario Black Tears, del festival Havana World Music, habrán puesto fin a casi veinte años de ausencia en los escenarios cubanos. Casi un maleficio, pues solo se habían mostrado brevemente en el Concierto por la Paz en La Habana, en septiembre de 2009.

La banda toma su nombre de las deidades yoruba y viene a reclamar su trono en los orígenes de la música urbana de la Isla, al menos la internacionalmente conocida, cuando aun no sabíamos nada de Los Aldeanos, ni de los camaleónicos Gente De Zona.

El evento responsable del encuentro entre los públicos cubanos con su grupo de hip-hop más famoso, es dirigido por la cantautora Eme Alfonso y promete tres jornadas de fiesta en el Parque Metropolitano Almendrares. Su quinta edición comenzará el próximo jueves 22 y cerrará el domingo, poniendo fin a un cartel que involucra a 20 agrupaciones cubanas e internacionales, y alrededor de 200 artistas.

Según Eme Alfonso este es un festival único. Nuestro principal objetivo es combinar tradición, modernidad, diversidad y energía”, dijo en conferencia de prensa.

El concepto del festival se apropia del término World Music, como se designa genéricamente a esas mezclas y mestizajes sonoros tan en boga en la contemporaneidad, que incluyen la música tradicional o folclórica, la popular, la étnica y otros géneros locales.

Yotuel Romero, de Orishas, está emocionado con la posibilidad de cantar en Cuba “país que inspiró las canciones que nos hicieron famosos”. Fueron escritas “desde la nostalgia, en París, muchas en el metro”, añadió recordando sus primeros trabajos.

Cartel promocional del Festival Havana World Music

Adelantó que ofrecerán un show de dos horas donde repasarán su carrera desde 1999 hasta Gourmet, el CD del rencuentro de la banda luego de una pausa de casi diez años. Además, interpretarán su reciente hit Cuba, isla bella, por primera vez en directo con la mayoría de los músicos invitados para grabar el single. Entre los invitados estará la Camerata Romeu y el grupo Osain del Monte, para “mezclar lo clásico con lo tribal”.

Sobre las nuevas derivas del sonido Orishas, y las tendencias en el mercado de la música latina, cree que “los problemas no están en el ritmo, sino en la letra, puedes tener un reguetón con una letra impresionante. El ritmo esta mejor que nunca, más bailable, rico y africano, solo hay que afinar la pluma que es lo que siempre hemos intentado hacer. El género urbano es muy amplio, y la calle respira con un montón de sonidos”.

Otras agrupaciones singulares, ejemplos de las sonoridades mestizas producidas por la hibridación de músicas del mundo, estarán en La Habana. El dúo alemán de origen africano Gato Preto está entre los que más expectativas provocan lo integran la portuguesa de origen mozambiqueño Gata Misteriosa y el productor alemán de origen ghanés Lee Bass. Se mueven por los terrenos del techno, el funk y groove con el kuduro angoleño, acompañados en directo por percusión senegalesa.

Marinah, ex integrante de la mítica banda catalana Ojos de Brujo, presentará en el Almendrares su disco en solitario Afrolailo, que trae la fusión de flamenco mezclada con música afrocubana.

Completan el listado de invitados foráneos Lolo Lovina, Swing Original Monks, Henry Cole y Villa Locura, The Chicken Brothers y La Banda Morisca, provenientes de Reino Unido, Ecuador, Puerto Rico y Australia.

Por Cuba se incluyeron en el cartel la mítica banda Síntesis, que mezcla el rock y las músicas de origen en las religiones afrocubanas. Además, esa gran reunión de colectividades que es la agrupación Interactivo –liderada por el pianista Robertico Carcassés– presentará su reciente CD En Vivo, grabado durante un concierto en El Sauce.

La nómina cubana también incluye a David Blanco, Haydeé Milanés, Toques del Río y los proyectos ganadores del concurso Primera Base, creado por el Havana World Music para promover la música de jóvenes sin formación académica.

El festival Havana World Music surgió en 2014, y según sus organizadores durante las cuatro primeras ediciones ha reunido a más de 30 mil personas, consolidándose como uno de los eventos musicales más importantes del país. Por sus escenarios han pasado artistas de la talla de Los Van Van, Roberto Fonseca, Systema Solar o el Instituto Mexicano del Sonido.

Según Eme Alfonso no ha sido fácil sostener durante cinco años esta ambiciosa propuesta, que ha crecido hasta convertirse “en una fiesta para celebrar las culturas del mundo y mostrar lo mejor de la música cubana”.

HAGA UN COMENTARIO

Por favor entre su comentario!
Por favor entre su nombre