AM-PM: la música es el pretexto para sucesos extraños

0
476
Imagen cortesía del equipo AM-PM
Imagen cortesía del equipo AM-PM

Gente que camina a ciegas, tanteando un destino que nadie sabe cuál será, como los zombis de cualquier historia de Georges A. Romero o de sus imitadores. Desconocidos que se miran a los ojos por primera vez y hacen una “escucha generosa” de lo que el otro tiene que decir a quien quiera prestar atención. Esto y más, ocurre en la Fábrica de Arte Cubano, durante un evento de música.

Son los extraños sucesos que provoca AM-PM “América por su Música”, cuya cuarta edición fue dedicada a la “Autogestión de la música en entornos digitales”. Menudo rollo para Cuba, un país donde una hora de ambigua conexión vale lo que un día promedio de trabajo, dirán. Y sin embargo, se mueve. No hay otra. Los CDs son más difíciles de parir que hacerse de unas tarjetas de Internet de la empresa estatal Etecsa.

Desde el 26 de junio y hasta el 29, “América por su Música” (AM-PM) fue una plataforma para el encuentro de productores, periodistas y músicos, aunque estos últimos a mí me siguen pareciendo pocos para un evento al que debieran acudir como el oso Yogui a las canastas de picnic.

Imagen tomada de: https://es.linkedin.com
Imagen tomada de: https://es.linkedin.com

Entre quienes ofrecieron charlas estuvieron Ismael Comas y Ariel Etbul, responsables para Latinoamérica de Ditto Music, distribuidor digital que a finales de 2017 abrió 12 oficinas en todo el mundo para que sus operaciones llegaran a países como Suecia, Brasil, México, Filipinas, Sudáfrica, Francia, Argentina, Chile, India, Canadá, Corea del Sur y España, además de su bandera ya plantada en Estados Unidos.

“Comenzamos Ditto para ofrecer a otros artistas que no pertenecen a un sello la oportunidad de publicar y promover su música y tener control de su carrera”, se lee en su página web. Con esto en la cabeza llegó Ariel Etbul, también músico y productor, decidido a “ayudar a ser más felices” a los artistas cubanos asesorándolos para que tengan claro qué quieren y cómo conseguirlo.

“Para que a la comunidad de músicos de acá le vaya bien tiene que irle bien a todos, y ellos tienen que entrar a pensarse más en equipo”, dice a Zafra Media luego de concluir su conferencia sobre liderazgo y “diseño de futuro”.

El argentino mantuvo a su público atento durante dos horas, y participando en varios ejercicios –tan insólitos como los descritos en el primer párrafo de esta nota– pensados para descubrir una metodología que ayude a la planificación y resolución de proyectos, a dejar de soñar y ponerse a esculpir una visión que lleve algún éxito.

“Ya conocía AM-PM y me parece increíble el valor que aporta. Más gente debe tomárselo en serio”.

Imagen tomada de: https://www.facebook.com/arieletbul/
Imagen tomada de: https://www.facebook.com/arieletbul/

¿Cómo evalúas a este grupo que acudió a las charlas que has ofrecido junto a Ismael Comas?

El muestreo que vez es de gente que le interesa aprender, y eso creo que es lo necesario en general, tener compromiso con lo nuevo, con el aprendizaje. Si no generamos un espacio de preguntarnos y cuestionarnos cosas estamos en más de lo mismo. En el último año di pláticas en casi todos los países latinos y me encuentro comunidades muy parecidas en todos los lugares. La única limitante que está clara en Cuba es el tema de la conectividad, pero eso está fuera de nuestra capacidad de resolver.

Pero los patrones que veo en el ambiente artístico latinoamericano son los mismos. Tienen que ver con la necesidad de movernos un poco más del individualismo a pensar como colectivo. También hay que cambiar el paradigma de la escasez: si vivimos en escasez para que a mí me vaya bien a ti tiene que irte mal. Hay que lograr uno donde halla espacio para todos. Es la clave para mí.

¿Cómo puede insertarse Cuba en los nuevos entornos digitales?

Es una fantasía. Ya está. Cuba no tiene que insertarse, sino vencer algunas creencias que hoy limitan la acción. Teniendo en cuenta las dificultades técnicas los músicos tendrán que buscar la manera de pasar el tiempo que puedan conectarse a Internet investigando, y entendiendo cómo funciona el mundo para poder estar con los mismos conocimientos. Parte de lo que hicimos en estos días fue ponerlos a la misma altura, traer un montón de información de cómo funciona el ecosistema de la música digital.

Todavía en cuba se piensa en el éxito como el CD que te producirá una empresa…

De eso hablamos, de cambiar las creencias. En realidad hoy el mundo funciona de otra manera y no puedes mirarte solo el ombligo. Tienes que observar hacia afuera también, entender cómo se mueven los diferentes mercados y sabiendo que hay una complicación técnica, bueno, ponerse al corriente. Ditto está en cuba para ofrecer una salida”.

* * *

Los números de Ditto Music hablan de 150 mil músicos independientes ayudados por la plataforma “a desarrollar su carrera, promover su música y vender sus tracks”, incluyendo a Ed Sheeran, Royal Blood y Stormzy.

En esa gran comunidad hay una decena de cubanos y Ariel Etbul cree llevarse de AM-PM muchos más al ecosistema digital: “El punto es estimular esta relación que estamos generando para que la gente conozca que posible poner su música en las tiendas digitales, que más gente te escuche y crezca tu fanbase.

Imagen tomada de: https://es.linkedin.com
Imagen tomada de: https://es.linkedin.com

“Ditto tiene un modelo mucho más cercano que otras plataformas, es una empresa hecha por músicos para músicos. Es pequeña pero grande, con presencia en todo el mundo, con especialistas en cada región que conocen a los artistas y estamos comprometidos con lograr resultados para ellos”.

Pare eso, enfatiza, los creadores deben tener clara la visión de lo que quieren conseguir y actuar coherentemente con eso.

Son entornos todavía extraños para los artistas cubanos, pero cuyas puertas se abren gracias a eventos como América por su Música. Hay que cruzar el umbral.

HAGA UN COMENTARIO

Por favor entre su comentario!
Por favor entre su nombre