Andar la Feria

0
515
Feria del Libro 2018 / Foto: Racso Morejón

Andar las callejuelas, plazas y jardines de la fortaleza de La Cabaña inmersos en la Feria Internacional del Libro de La Habana es un franco reto para la ansiedad. Uno se desboca con la cámara en ristre procurando no repetirse.

De manera que este espacio físico de La Cabaña se convierte además –por obra y gracia de los libros y sus derivados semánticos– en una plaza para la creación fotográfica, o lo que es lo mismo, en un ambiente que genera ese estado de gracia del espíritu independientemente de lo contaminado que esté con ese encantador encuentro que se produce en el binomio autor-lector –y también viceversa.

Algo nos dice “detén el paso, caminante”, como reza uno de los títulos escritos o dictados por Eusebio Leal, figura a quien se le dedica la fiesta del libro este año, algo a la vuelta de cualquier recodo del recinto nos dicta una pausa para “leer” en lontananza.

Pareciera que la acústica de la memoria procurara de nosotros una parada momentánea para otear el entorno, interrogar a los cuatro puntos cardinales, seleccionar un fragmento del espacio, saberse por momentos un voyeur alevoso, y obturar con más o meneos premura, con más o menos urgencias sobre ese ensimismamiento del desatino que  genera un libro. Su sed de encuentros abroquelados.

Todo porque por los días de febrero la fortaleza de La Cabaña se torna un terreno fértil donde germina la ilusión que acompaña a nuevos ciclos de lecturas, lectura en el más amplio sentido de la palabra, como habría que entender entonces a cultura, escritor, editor, lector, traductor… como abrir el diafragma sobre cada una de estas palabras hasta revelar su todo.

Me gustó retratar a gente que viene y va en su andar los adoquines de la Feria, ese paisaje donoso y  de murmullos en voz alta en que se transfigura la fortaleza, gente que se detiene momentáneamente en su limbo  atravesados por la sobre dosis de chorros de transeúntes porque como escribiera Sheyla Delgado Guerra en la edición especial de El Cañonazo “a veces un montón de páginas se figura el mejor refugio para cualquiera en el epicentro de la nada, incluso en medio del todo”.

HAGA UN COMENTARIO

Por favor entre su comentario!
Por favor entre su nombre