Polaroid regresa en inglés, reloaded

0
2440

En octubre de 2016, Polaroid, la banda que formaban Juan Carlos Suárez, Miguel y Jenny Díaz-Canel Villanueva y Danilo García, se desintegraba por diferencias estéticas entre sus miembros. Lo usual. Llevaban, hasta la fecha, cuatro años de canciones y dos discos. Con uno de ellos, Ágora La Habana, donde contaron con la colaboración de excelentes artistas como Robertico Carcassés, Yaroldy Abreu o Gastón Joya, estuvieron a punto de ganar el Cubadisco; se trataba sin dudas de una hermosa y cuidada producción donde hacían valer el concepto de “poesía de la imagen” que se ceñía a sus canciones.

Lo cierto es que, después de ese fatídico octubre, no se supo nada más de Polaroid. El grupo que había llegado no se sabía de dónde a darle un F5 a la novísima trova cubana, desaparecía de la misma manera: sin explicaciones.

Hasta hace apenas un mes, cuando Juan Carlos decidió que era hora de contar lo que ha venido haciendo desde entonces: un puñado de canciones que de alguna manera remueven los cimientos de aquella poética inicial con la que deslumbró Polaroid, mas no los derriba.

Se tomó su tiempo. Necesitaba reinventarse, no solo porque el formato de la banda había desaparecido, sino renacer desde el punto de vista creativo y, sobre todo, emocional. Estéticamente —me asegura—, el concepto de Polaroid sigue teniendo la misma base trovera que el propio Juan Carlos ha venido defendiendo como cantautor desde sus inicios en la Séptima Cuerda. Excepto por un detalle: viene en inglés, y le pregunto por qué.

Serigrafía de Ágora, por Pepe Menéndez y Laura Llópiz, de la expo El vinilo contraataca

“Yo tenía inquietudes anteriores, desde los dos discos, y se ve muy bien cómo dentro de esa base yo podía introducir algunos elementos musicales y estéticos que a mí me interesaban y, de pronto, me empezaron a salir canciones en inglés, un idioma que yo disfruto mucho y que viene de mi acervo musical, que ha sido en parte en ese idioma”.

Aparentemente hay cadencias e inflexiones, incluso a la hora de hablarlo, con una musicalidad muy particular, que se le han ido incorporando al músico. Y que, justo en este tiempo de “reinvención”, comenzaron a revelársele.

“Y yo siempre he dicho: si algo te sale natural, no lo cortes”.

El demo muestra cuatro de los temas que formarán parte del tercer disco de Polaroid ―junto a otros siete, y el cual aún no tiene nombre―, y en ellos puede uno sentir la esencia de lo que fueron ambos Ágora, pero con una vertiente indie norteamericana, y cuenta con los arreglos y dirección musical de Alejandro Bonzo. Él y Juan Carlos, a dos guitarras, son ahora Polaroid.

No sé cuán prudente sea especular, tan pronto, sobre el destino de este disco, de este regreso. Habrá que esperar el producto acabado, la materialización de más de un año de búsqueda y trabajo. Habrá que esperar a escucharlo una de esas noches, preferiblemente con poca o ninguna compañía, en alguna intimidad, para saberlo. O el concierto que lo presentará.

“Confío mucho en este disco, es un disco muy sincero, descarnado”, me dice Juan Carlos. Y yo lo escucho y digo sí, pero ¿de qué habla?

“Habla de cambio, de reinvento, de renacimiento, —dice. Habla de lo mismo que yo he pasado este año. Si Ágora Argentina hablaba de defender posturas, de recuperar un espíritu, este habla de renacer”.

Let´s be hopeful.

HAGA UN COMENTARIO

Por favor entre su comentario!
Por favor entre su nombre