Adrián Henríquez : “Yo hablo del general que controla una red de burdeles”

0
2292
Imagen tomada de las redes sociales de Adrián Henríquez
Imagen tomada de las redes sociales de Adrián Henríquez

Adrián Henríquez es un “producto” de fines del siglo XX cubano. Eso le basta a su imaginación, y a su capacidad de búsqueda, para armar tramas que rehúyen del presente y hurgan en un pasado de Guerra Fría. Como a su Shadowboy, no le fue difícil instalarse en el mainstream de la literatura de acción y aventura, misterio y thriller, y ciencia ficción, vuelve ahora a saciar la sed de los lectores con otras dos entregas de lo que se puede denominar un bestseller cubano. Con todas sus letras.

El villaclareño que vive en Nashville, Estados Unidos, está haciendo historia en la mayor plataforma online de venta de libros. Primero fue A la captura del Shadowboy, pero ya llegó Al rescate de Irina y propone nuevas Alianzas. Sobre estas entregas que marchan a contracorriente del acostumbrado esquema editorial de la Isla conversamos, vía chat de Facebook.

SPOILERS

―¿Qué cuentan las recientes propuestas de la saga?

A la captura del Shadowboy es la primera parte de una enorme novela, de ella se ramificaron muchas tramas que dan paso a las siguientes novelas de la saga.

Al rescate de Irina cuenta la historia de una prostituta que trabajaba para el gobierno cubano. Entre sus clientes se encuentran coroneles y generales. Obligada a participar en las orgías organizadas para poderosos gobernantes y figuras internacionales que visitan la isla, ella tiene una simple misión, satisfacerlos, grabarlos y luego reportar sus gustos y obsesiones a los jerarcas del Politburó.

“Irina logra escapar hacia los Estados Unidos. Pero es capturada en México por el cártel del Golfo (aliados del general Sandoval) es enviada al Rancho Bacanales, el prostíbulo de esclavas sexuales más famoso de Veracruz. En Bacanales tendrá que trabajar hasta ser devuelta a los generales cubanos, aunque el cártel comete el error de subestimar la inteligencia de la joven prostituta y la de sus poderosos aliados”.

Lo anterior —dice Adrián— es una breve sinopsis de la segunda parte. En Alianzas, la tercera, se introduce un nuevo personaje.

—¿Quién es?

—Daniela Ivanir es miembro de uno de los comandos más temidos del mundo, el famoso Sayeret Matkal. Reclutada por el Mossad para convertirse en la nueva Medusa, la joven es sometida a más de veinte cirugías plásticas para transformarla en una hermosa pero letal modelo.

“Como agente del Mossad, entrenada en el arte de seducir a hombres y mujeres, la Medusa descubre la conexión entre Lucía Mendoza (nieta del Shadowboy, uno de los espías más buscados desde la Guerra Fría) y Nikita Sokolov, quien encabeza la lista de los diez principales enemigos de Israel.

“Desde Tel Aviv se monta una de las operaciones más ambiciosas del servicio secreto israelí. Tratar de acercarse al Shadowboy para usarlo como carnada con la intención de atrapar a Nikita Sokolov.

“Estas son las dos nuevas entregas que tengo en estos momentos disponibles en Amazon; suman tres novelas y un cómic o novela gráfica, creada por pintores desde Cuba”.

—Para un cubano al margen del tradicional sistema editorial, tanto de su país natal como del que lo acogió, ¿autopublicar y vender su obra con un feedback favorable qué representa?

—¡Ver el resultado de tu trabajo! Por muchos filtros a los que un libro sea sometido en diferentes editoriales, al final, son los lectores quienes dicen la última palabra. Autopublicar en Amazon tiene muchas ventajas, ¡pero ojo!, es algo muy peligroso como escritor.

“Las ventajas son que eres el dueño exclusivo de tu obra, Amazon te paga mensualmente por unidades vendidas (formato de papel y digital). A medida que la novela se vende, la empresa controla las ventas separándolas por géneros como Acción y Aventura, Misterio y Thriller, Ciencia Ficción, y Spanish (que representa el top general de todos los géneros).

“La lista de Acción y Aventura cuenta con 100 títulos principales (en los cuales todas mis novelas están), las dos últimas, la de Irina… y Alianzas están entre los primeros 20 libros más descargados de esa categoría. Mientras más ventas se generen en cada lista, Amazon te promociona en su lista de compradores de libros y, detalle importante, Amazon tiene la lista de compradores más grande del mundo.

“Lo otro son las reseñas. El lector, como todo consumidor de un producto deja una reseña, una valoración de estrellas y un comentario de lo que le haya parecido; muchos no lo hacen, otros se toman el tiempo. Al final, las novelas están compitiendo contra millones de libros, por eso es el lector el único que decide si el producto está “bueno” o no, en este caso las novelas”.

—¿Cómo has hecho para adaptarte a las formas editoriales online?

—Es un proceso que no da descanso y resulta muy agotador. Una carrera de resistencia en las redes sociales donde tienes que promocionar todos los días, lo gratificante es que haces amigos a diario. Tengo lectores que me escriben desde Australia, Bélgica, España, y podría decirte que de toda Latinoamérica. Realmente nunca imaginé que mis novelas fueran leídas en todos esos países. Esos lectores me escriben día por día, y cada email lo respondo personalmente. El resultado es que me toma horas (¡muy gratificantes!) y, más que lectores, se convierten en amigos.

“Creo que la mejor manera para promocionar una novela es el boca a boca, cada lector la recomienda a sus amigos”.

Adrián Henríquez: Yo estoy intentando abrirme un espacio en este gigantesco y competitivo mundo de los libros, creando historias profundas, con alto contenido dramático pero muy comerciales.
Adrián Henríquez: Yo estoy intentando abrirme un espacio en este gigantesco y competitivo mundo de los libros, creando historias profundas, con alto contenido dramático pero muy comerciales.

—¿Crees que tus tramas son comerciales; empleas fórmulas o ingredientes “universales” que sabes venderán?

—Claro, soy un fan de las artes marciales y de todo lo relacionado con las armas de fuego. Mis novelas son tecno thrillers, y esto es lo que me ha ganado lectores. A todos les encantan las escenas de combates, los nombres de las técnicas que usa cada personaje para matar y desequilibrar a sus oponentes, y los detalles de las armas de fuego. Esta parte técnica gusta mucho, lo otro es crear una buena trama con historias reales, pero sobre todo historias a gran escala… Yo no hablo en mis novelas del policía corrupto que obliga a tres prostitutas a darle parte de sus ganancias. No, yo hablo del general que controla una red de burdeles y que tiene cuentas en Suiza.

—Se asocia lo comercial a poca profundidad y, en cambio, lo denso —se dice—, no encuentra mucha cabida en el mercado. ¿Cómo lo ves tú?

—Creo que lo primero es definir el público al que te diriges, y las intenciones. Sucede en todo, desde la música hasta el cine. Como diría Descemer Bueno: “No hay que temerle al éxito”. Yo estoy intentando abrirme un espacio en este gigantesco y competitivo mundo de los libros, creando historias profundas, con alto contenido dramático pero muy comerciales. Usando técnicas de los grandes escritores de bestseller americanos y europeos.

Desde mi punto de vista, hay libros muy comerciales y densos en todos los sentidos. Pero de nuevo lo digo: al final, es el lector quien define el libro.

Imagen tomada de https://twitter.com
Imagen tomada de https://twitter.com

Fragmento de Al rescate de Irina

Capítulo 2

La emboscada

En una de calle de Veracruz

La primera barrera: dos camionetas chocaron sus defensas justo delante del convoy, el cual tuvo que aminorar la velocidad al advertir que, de una de las camionetas, salió un hombre con un RPG al hombro. La maniobra de evasión por parte de la caravana fue rápida, pero no lo suficiente porque un enorme camión de basura les cortó la retirada.

Montero comprendió rápidamente que estaban atrapados.

Una emboscada clásica y ridículamente simple, dos autos cerrando el paso, una simple calle con una sola entrada y salida, y un camión que les bloqueaba su única vía de escape.

—¡No es la policía! —le gritó Hernández, quien ya había sacado su enorme revólver—. ¡Son los Zetas!

Felipe Montero sacó su Glock 9mm con un cargador extra largo. La rapidez con que se estaba desarrollando la escena escapaba a su entendimiento. Había pagado setecientos mil dólares por cada uno de aquellos búnkeres rodantes, en unos segundos iba a comprobar si realmente había hecho una buena inversión.

***

—Los tenemos rodeados —informó el líder del grupo de los Zetas, quien encabezaba el ataque frontal—. Córtenles la retirada. ¡Arriba! ¡Échenles plomo!

Uno de los matones se montó el RPG al hombro y efectuó el primer disparo. Los sicarios contratados por los Zetas contaban con tres elementos a su favor: el factor sorpresa, con más de treinta asesinos divididos en dos bandos y tres RPG, era uno de ellos.

Pero, Felipe Montero no era una leyenda por gusto.

HAGA UN COMENTARIO

Por favor entre su comentario!
Por favor entre su nombre